Puebla

PUEBLA | Todos se suben al tren

Héctor Manuel Pérez Cuéllar

En esta etapa de las campañas políticas, a los grupos que representan a los candidatos; y los propios candidatos, se les empiezan a sumar infinidad de personajes, que todos tienen un interés común la ambición del poder y la búsqueda de un espacio para estar en el sistema gubernamental, mejor conocida como bufalada.

Pero en esta suma de voluntades; no todo es color de rosa; siempre pero siempre, habrá personajes que en vez de sumar restan y todo con la finalidad de estar en su mundo disque de la política, aquí vemos lo pequeño que es nuestro Estado, que lo han llevado a nombrar Aldea, pues así lo parece, caras y más caras de los mismos de siempre, colándose de un partido a otro sin importar su filosofía o principios doctrinales, el chiste es ganar espacio para comer de la ubre durante 6 años.

Esas frases; como “haremos negocios”, las escuchado de todos ellos, no hay un solo espacio de la administración Pública que no lo repitan, si se quiere una Transformación, todo está fauna política debe desaparecer y empezar a construir de verdad la política al servicio del ciudadano.

Hoy los diarios dan cuenta de los equipos de campaña de los candidatos, y ya están en la foto los personeros afilando el colmillo para el clásico haber que me toca. En los distintos eventos de arranque de campaña se vieron muy saludadores y vitoreando al candidato en cuestión, la alegría se les desbordaba y no paraban de gritar a su nuevo amo.

La reflexión de estos párrafos anteriores, nos deja ese sabor de boca que lamentablemente seguimos viviendo en un País bananero de los años 40’s; sin que cambie en nada, lo mismo se ven adultos que jóvenes que solo protestan en las redes sociales, pero también esos que señalo los que sumaran sus intenciones de poder que ya en su momento cuando exista un ganador; llevaran sus trajes muy entallados con la mirada hacia el horizonte con un aire de grandeza del deber cumplido o mejor dicho, de ver que su bolsillo se abultará en los siguientes años, en la toma de

Los cambios que requiere el Estado, deberán abarcar todas las estructuras de Gobierno, no hay una sola que no requiera cirugía mayor, si usted visita el centro integral de servicios hay toda una red de corrupción, solo hay que permanecer un rato y verán lo que les digo, lo mismo es para una licencia, como para un pasaporte, para una carta de antecedentes o algún servicio especial que requieran.

Las famosas citas son inoperantes, usted llega y de todos modos hacen fila y tardan mucho tiempo pues considero que el sistema no está planeado para ser eficiente, el espacio carece de bancas y si por alguna causa es usted adulto mayor o tiene por desgracia alguna incapacidad le informo no hay donde sentarse las mujeres con niños sufren lo mismo, ejemplo la Secretaria de Relaciones no tiene un sistema que cuando sean infantes se les atienda de manera ágil, usted verá un concierto de niños llorando y los funcionarios insensibles a ello.

Pero mira estimado lector, ahí es donde quieren incrustarse estos personajes de los que te hablo en ese mar de tramitología para hacer su agosto en materia de corrupción. Esperemos que las nuevas autoridades implementen algo pronto y expedito para el beneficio del ciudadano que esta con la necesidad de esos servicios.

Hablando de cirugía mayor, en el área de Seguridad es urgente establecer un programa que en principio tenga como objetivo el personal, para darle calidad de trabajadores dignos con trato humano, como segunda parte elevar su función profesional la cual nunca pero nunca deba de volver a tener ese trato que hemos visto en las redes y noticias, donde tienen a los compañeros arrodillados y en total estado de indefensión, estos actos debe de poner sobre aviso al próximo Gobernador de brindar un total apoyo al desempeño de las Fuerzas de Seguridad; y que dejen de titubear, para ejercer su autoridad incluyendo en caso de requerirlo la Fuerza Letal, brindando de inmediato apoyo jurídico y todo lo que requieran ya que el demerito que se han visto afectados en tantos años de abandono les hace indefensos.

Los horarios a los que se ven forzados a realizar, los tiene soñolientos y no estar totalmente en vigilia para observar con la mirada puesta en todo aquello que les puede afectar a ellos y a la ciudadanía.

Los Jefes, deberán poner mucha atención en lo antes descrito o de plano taparan el pozo cuando haya muertos, las ceremonias de cuerpo presente de compañeros caídos son muy emotivas, pero las mejores son las que no se realizan.

Es también preocupante que a expresidentes municipales la delincuencia organizada les haga amenazas, como las realizadas al de Cuautlancingo Félix Casiano y a su familia así como al periodista Yair Licona, que es lo que tiene la delincuencia en contra de ellos y que reacción tiene la autoridad en ello. De plano estamos viviendo en Puebla un territorio del Viejo Oeste, donde llegaban a galope los malos y acababan con todo un pueblo.

El Sicario, el cobro de piso, los prestamistas de Gota a Gota, el Secuestro exprés, las Fosas en Mercados y cuantos delitos más quieren que describa tienen su comienzo en algo que hemos padecido durante muchos años es la IMPUNIDAD, esto se genera por, como diría el Presidente barrer desde arriba y apoyar a nuestros cuerpos policiales con todo, para que actúen en consecuencia y no titubeen cuando tengan que actuar.

Cada rincón de nuestro Estado, tiene su especial problemática no dejemos de exigir a estas nuevas autoridades que llegaran, que se realice un gran cambio de Políticas Públicas que mejoren sustancialmente todo el ejercicio de gobierno eso sin afán proselitista es la verdadera 4ª. Transformación, recordando que quien se sume debe como decían mis viejos maestros, traer algo bajo el brazo y no solo un bolsillo amplio.

Todo lo descrito, estimado lector es solo cuestión de observar y reflexionar las ofertas políticas que escuchamos; pero sobre todo, ejercer nuestro derecho a elegir libre y en conciencia, a quien le daremos nuestro destino.

“La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral”.

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button