La Grilla

EL FEDERALISMO Y LA SEGURIDAD PÚBLICA

Héctor Manuel Pérez Cuéllar

El Presidente, Lic. Andrés Manuel López Obrador, en diversas entrevistas y declaraciones, nos ha comunicado ser respetuoso de las competencias de los Estados y Municipios, y en ello se implica como fundamento primordial; el Federalismo, que es la composición del Estado Mexicano en la que los Estados de la Federación, son soberanos y están unidos mediante el Pacto Federal, en sus tres niveles de Gobierno.

Desde 1824; en el texto del Artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se estableció de manera Institucional la noción de México, como un sistema de recursos organizados en un Territorio.

Durante las últimas décadas; el fortalecimiento del Federalismo y la Inseguridad han ido de la mano, esta última en su exacerbada violencia y la escalada en todo el Territorio Nacional, y la primera; en la Independencia de Gestión de los Municipios y Estados de la República.

La transición Democrática; la pluralidad política y la alternancia, ha incurrido en fallas sistemáticas del actuar en los Estados y Municipios; conduciendo a ellos mismos, a una incompetencia en el combate de la Inseguridad.

El Presidencialismo; se está haciendo presente, de una forma de responder a la falta de reacción de los Estados y sus Municipios, de actuar en consecuencia de sus índices delictivos, y la Federación en representación del Presidente, actúa imponiendo las soluciones como es el caso de la Guardia Nacional, que viene a cubrir las deficiencias a la vista de todos en todo el Territorio Nacional en materia de Seguridad Pública.

De igual manera; se recurre al nombramiento de Titulares de las Secretarias de Seguridad Pública, de personas egresadas o en activo de las Fuerzas Armadas, lo que en el papel podríamos leer como una militarización de la función a desempeñar y que en la Constitución determina como una acción por parte de civiles.

Los Estados y Municipios; deberán ser más activos en la materia pues con la intervención de la Federación en la solución de los problemas de Inseguridad, cada día el Federalismo se está perdiendo, las Reformas del Estado Mexicano, han estado tendientes a lograr un mayor Federalismo, los poderes Legislativo y Judicial, deberán acotar este crecimiento de centralismo, y determinar las responsabilidades de lo que les corresponde a los Estados y Municipios, no se puede avanzar en el papel y en la acción sufrir retraso.

El Sistema Federal; tiene su propia actualización en acciones como es el caso de la Inseguridad, y que es tema de suma importancia en la construcción de nuestra Democracia. Dicho de manera generalizada; dar paso a las nuevas Instituciones Federales, que colaboren en la implementación de Políticas Públicas Nacionales, Estatales y Municipales, con lo cual no se tendría que esperar que todo venga del centro como una medida de solución a los problemas del resto de la República.

Para entender lo antes escrito; es primordial aceptar que nos encontramos en una fase primaria de soluciones a la Inseguridad, recurriendo en gran medida a lo que debería de ser un pasado; y que es, que la solución venga del centro y con el aval del Presidente; luego entonces, eso no se llama Presidencialismo.

La calidad de vida; de todos los mexicanos, en por lo menos cuatro sexenios se ha deteriorado; y consecuentemente, el impacto en el crecimiento de la Inseguridad es alarmante, discusiones fundamentadas, en que los delitos de alto impacto corresponden a la Federación, la inacción de los Estados y Municipios es fenomenal.

Los cambios son urgentes; y esto debe de venir en el contexto precisamente del Pacto Federal, de lo contrario, cada quien tirará la cuerda conforme le convenga y le interese generar impacto ante sus gobernados.

Por lo amplio y complicado; el tema de la Seguridad Pública, demanda una respuesta y Estrategia Integral del Estado Mexicano; y digo, Estado Mexicano en la gran suma de todos los que componemos la Gran Nación, y que nadie este apartado de colaborar y sumar esfuerzos, para que la Democracia y el Federalismo, que tanto ocupa columnas y espacios de medios de comunicación, sea una realidad palpable y un factor de unión en todos los Mexicanos.

El modelo centralizado; de la Seguridad Pública que está arrancando, si bien es lo que en urgencia se necesitaba, también es conveniente mencionar que hay una marcada devaluación al Federalismo, consecuencia de Estados omisos de sus responsabilidades.

El recurrir a recomendados desde el centro; como es el caso Puebla, en nada abona a que el ciudadano de a pie, vea como algo bueno; al contrario, ello simula que o es un pago de facturas o imposiciones de los poderes que están centralizando la Seguridad Pública, y que entonces, de nada sirve por ejemplo el Consejo Nacional de Seguridad Pública, que es un ente que aglutina a Gobernadores y autoridades Federales, para determinar Políticas en forma conjunta y no de una manera que pareciera fuese orden, faltando al principio del Federalismo.

Los próximos años; serán un gran reto en la materia tratada en esta columna, para nuestra querida Puebla, no es la excepción, abono a que el Gobernador Electo siendo un profesional de la Política, vea que se requiere menos impactos centrales y más locales, la historia nos avala como precursores de las transformaciones del País, y está llamada Cuarta Transformación no es la excepción.

“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button