La Grilla

Columna | Sólo discurso alentador

Héctor Manuel Pérez Cuéllar

La sensación de la Inseguridad; va en aumento, está circunstancia mantiene la percepción del ciudadano y la realidad de las cosas, como algo de suma importancia para generar Políticas Públicas, que demuestren en corto plazo su efectividad.

Los atracos; son la modalidad, de mayor impacto y esto mantiene al ciudadano, con la angustia de su persona y de sus seres queridos, con el riesgo de que las personas se están armando para su defensa; justificada o no, en una inoperancia de la autoridad.

Convertir a Puebla; en el Oeste Mexicano, no es nada halagüeño, pero ante la desesperación de la población, es un escenario muy probable si no se actúa de inmediato.

Adicional a los asaltos; se han aumentado las extorsiones, los Feminicidios, los ajustes de cuentas como lo desestima la autoridad al homicidio sea del factor que sea, el robo ahora; de las tiendas departamentales, utilizando armas de fuego, robo al transporte público, robo en carretera en fin todos estos delitos están agobiando a los Poblanos.

Se conocen; muchos casos de empresarios, que han decidido cerrar sus negocios debidamente constituidos, por el famoso cobro de piso, pues ya que no es suficiente denunciar, dado que como es un secreto a voces, los delincuentes están coludidos con los policías en sus diferentes versiones.

A estas alturas; la Autoridad Municipal, está rebasada y sin rumbo de qué hacer con solo tratar de maquillar en el discurso, de relanzamientos de las mismas estrategias fallidas. Además; que si no hay denuncia no hay reacción, las funciones de prevención no requieren denuncia alguna.

Los diferentes sectores; están sumamente preocupados, pero son gritos en silencio o en el desierto de la incompetencia, considero como todo lo que da un mediano resultado, el protestar enfáticamente con marchas o solicitar al congreso, primero dejar a un lado la politiquería, y actuar como representantes del pueblo, de soluciones inmediatas, medibles y contundentes; no cuesta nada, solo voluntad política y de compromiso por la responsabilidad que les confirió el voto de los ciudadanos.

Para prevenir el delito; se requiere mayor presencia del Estado, y mira estimado lector, me refiero a los tres niveles de Gobierno; pero esto está muy lejos, de que en una soñada forma de cordura, se pongan de acuerdo para realizarlo.

El Gobernador y los Presidentes Municipales de la zona conurbada, deben entender que la Criminalidad es compleja, por lo que los Discursos, deben de cambiar de palabras a las Acciones; pues de lo contrario, se empezará a presurizar una sociedad y reaccionara en consecuencia.

A la Presidenta Municipal de la Capital; a ella que le gusta mucho usar la palabra “Articular”, debe de aplicarla en las funciones de recuperación de los espacios perdidos, ante la Delincuencia, y no de defender lo indefendible, al sostener una Secretaria de Seguridad, que puede estar limitada, asustada o yo que sé; pero que las acciones emprendidas no han dado resultados, o de plano pasan de noche.

De tal suerte; que actuar, es llevar a cabo la identificación, de las causas, que son la fuente del cultivo para las bandas delincuenciales de contaminar, a los jóvenes que se encuentran en situaciones precarias y de abandono familiar.

Los discursos; de mayor número de patrullas, está muy bien, pero sin una estrategia definida; será eso, un discurso más, en los pasillos de la Policía Estatal, se están denunciando; a jefes policiales, que con santo y seña, dan cuenta de sus delitos; quieren un dato, señalan actos delictivos por la zona de la Colonia San Miguel, espero que el Secretario de Seguridad del Estado, actué en consecuencia.

Estos son; los delitos que han existido a lo largo de la Policía Estatal, mediante la colusión de la Famosa Hermandad; todos hablan de ello, pero nadie quiere denunciar por el temor fundado de verse perjudicados en su persona.

No está todo perdido; dentro de las corporaciones hay personal muy valioso, y es muy importante que los Funcionarios recién llegados, tenga la visión de aprovechar este factor humano, pues aunque quieran otra cosa, es el personal con el que cuentan y hay que dinamizar, la responsabilidad que les fue conferida.

También es importante; contestar en beneficio del personal, como se enfrentará las pensiones del personal, que garantías tienen los policías al defender al ciudadano o como hasta ahora se les abandona, cuanto en términos económicos se destinará para mejoras salariales y de estímulos por desempeño de excelencia, cual es criterio de pie de fuerza según las Regiones y Actividades, que clase de estrategia debe emplearse para copar Territorios en las ciudades, en fin son múltiples los factores que el ciudadano merece respuestas, todo aquel que se contrata, debe dar resultados y dejar los Discursos y emplear mejor la Acción.

Si se quiere cambiar; la percepción de la Inseguridad, los anteriores interrogantes, son con mucho una pequeña muestra de lo que hay que hacer, esperemos con atención que tienen bajo el brazo los nuevos Funcionarios.

“Ningún hombre sabio, ni un hombre valiente se acuestan en los rieles de la historia para que el tren del futuro los atropelle”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button