La Grilla

Columna | CAUSA Y EFECTO

Por José Antonio de la Vega Moreno

26 junio, 2022 8:18 pm

PRI, un problema para el PAN.

La desesperada defensa de Néstor Camarillo a su líder, su jefe, Alejandro Moreno, no es gratis.

Le debe su plurinominal.

Calificar de guerra sucia lo ocurrido contra el dirigente nacional del alicaído Revolucionario Institucional, y pedir al PAN, PRD y MC solidarizarse, porque podrían caer ellos en el mismo tobogán de críticas y de persecución, no tiene precio.

Néstor Camarillo debe entender que en estos momentos y en futuros, la marca PRI, será una piedra en cualquier estrategia política, mesa de negociación, y alianzas.

El PRI no tiene nada que ofrecer.

Menos cuando saben que en la entidad no se mandan solos.

Y menos cuando saben los propios priistas, qué personajes políticos trabajaron para la victoria de MORENA en el 2018.

Por cierto, entre ellos algunos diputados.

La marca PRI da lastima.

Los priistas no tienen nada qué ofrecer.

Presume su estructura, pero como aceptarla, si en el 2018 no jugaron para su instituto político.

Por qué confiar sus hasta ahora aliados, PAN y PRD en el líder del tricolor, Néstor Camarillo, el el legislador local, Jorge Estefan Chidiac.

El único partido que puede mostrarse competitivo en las elecciones de 2024 es el PAN.

Por qué acarrear con el alto desprestigio del PRI.

Desde este momento Augusta Díaz de Rivera, líder del blanquiazul, tendrá que irse con tiento en la construcción de una futura alianza politica-el electoral.

El enfangado tricolor manda a Lucero Saldaña Pérez a encargarse de operar la alianza del PRI con el PAN y el PRD para las elecciones del 2024.

Para ello, la raquítica, desesperada dirigencia de Néstor Camarillo, crea la Secretaría de Alianzas Políticas y Agenda Ciudadana.

Con todo y eso, en estos momentos y en los que vienen, el PRI, es un serio problema y le hace mucho daño al PAN.

Al tiempo.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button