La Grilla

Columna | CAUSA Y EFECTO

Por José Antonio de la Vega Moreno

12 julio, 2022 9:16 pm

Priistas no entienden, que no entienden.

En nuestro país no hay político más aniquilado políticamente hablando, que el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno Cárdenas.

Su carrera política se acabó.

“Alito” -como se le conoce- lo único que hace visitando sus dirigencias estatales, lo que queda de su militancia, es echar más tierra a sus miasmas político electorales del último año del ex partidazo.

Los resultados de Alejandro Moreno al frente del PRI, no suma y mucho menos es de alabarse, de presumirse y mucho menos de defenderse.

De 15 gubernaturas disputadas, solo dos fueron ganadas y eso en alianza con el PAN y PRD.

Los priistas poblanos, no entienden, que no entienden, de que no hay instituto político tan débil, en terapia intensiva, vamos dando sus últimas bocanadas de aire, es su propio instituto político.

De qué sirvió al PRI, la visita del muerto político, Alejandro Moreno.

De qué le sirvió a Néstor Camarillo, recibir y vitorear a su jefe, a quién le debe su plurinominal -lo hemos escrito muchas veces- si no abona para nada.

De qué le sirvió al PRI poblano, recibir a un muerto políticamente hablando.

Es un sombi, “Alito”.

Moreno Cárdenas, el único futuro que tiene, es terminar de enterar al PRI en Coahuila y Estado de México, gubernaturas que estarán en disputada en el 2023.

Las futuras siglas del PRI, serán RIP.

El sepulturero tiene nombre y apellido.

Moreno Cárdenas, es el mejor aliado de MORENA y del propio presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, nadie lo puede negar.

El que se dice perseguido político por votar en contra de la reforma eléctrica, no es otra cosa, que el tonto útil para el partido en el poder.

Lo más evidente, es lo que no se ve.

O no?

 



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button