La Grilla

Columna | ASPIRACIÓN Y REALIDAD

Héctor Manuel Pérez Cuéllar

5 agosto, 2019 11:47 am

Todos los habitantes del Estado de Puebla; tenemos la aspiración de recibir, lo prometido por el Gobernador, sin embargo la realidad hay que afrontarla con seriedad. En materia de Seguridad; para nadie es desconocido, que lograr tener de inmediato 1,000 patrullas representan un gran desembolso del presupuesto, mermado por la administración pasada y que tiene que emplear el Gobernador, en todas las actividades.

Todas las Administraciones Gubernamentales; llegan y dan discursos alentadores y de esperanza al Ciudadano, sin embargo tenemos que afrontar que esos golpes bruscos de timón, pueden cambiar el curso del barco.

A nivel Internacional; las Corporaciones Policiales, cuentan con una infraestructura acorde al servicio que prestan y con la seriedad que les dan sus Naciones. En México; desgraciadamente no es el caso, aquí nos movemos en función de la urgencia que se nos presenta.

Puebla; en este momento, se encuentra en emergencia de Seguridad, cada municipio tiene su especial urgencia, de acuerdo al tamaño poblacional y la distancia de la Capital del Estado.

La Delincuencia Organizada; ha suplido en muchos municipios, a la Seguridad Pública, con las extorsiones a los Presidentes Municipales, y mira estimado lector no hay que espantarse no somos los únicos, en otros Estados también lo hacen. A qué se debe; simple al abandono de las autoridades centrales entiéndase Estatales, los Funcionarios encargados de la Seguridad, están más preocupados por estar pendientes de que dirá el Gobernador, que aplicarse a establecer procesos programáticos de eficiencia en su servicio.

Nuestro caso; tenemos nuevos Funcionarios, bueno creo solo el Secretario, entonces en sintonía considero que no habrá un cambio radical de inmediato, así que si equipan a las Corporaciones, no se logrará grandes resultados sin el cambio urgente de Funcionarios dado que si no lograron nada en 9 años pasados, porque ahora sí.

Regresando al tema de las patrullas; solo el costo simple, de la unidad equipada por las 1000 prometidas, representa para el Erario Público $800 millones de pesos, agregar que para su operación cuando menos, se requieren 3,000 elementos, en ello habría que agregar su costo de nómina y que en cálculos simples representa alrededor de $45 millones mensuales.

Podría agregar más; pero considero que deben de saber lo que hablo, los Funcionarios sentados en los escritorios, independiente de que deben de cumplir con todos los requisitos que la Ley determina para tener una patrulla o una moto patrulla.

FORTASEG; determina características para la adquisición de las patrullas en sus diversas modalidades, habrá que esperar que las promesas lanzadas por el Gobernador, el Secretario de Seguridad, cuente con las competencias necesarias para bajar al terreno de la realidad lo prometido, y dijo el Gobernador; eso de si señor ya acabo, espero no tengan la piel delgada.

No hay un solo Municipio; que adolezca de la necesidad de Seguridad tomado como un concepto total: Personal, Equipamiento, Capacitación, Estrategia y sobre todo deseos de cambiar la gran distancia entre Ciudadano y Autoridad.

En estos momentos; la Policía Estatal, cuenta con aproximadamente con 2,000 elementos, la visión ambiciosa del Gobernador, daría una transformación radical para obtener Seguridad; pero afrontar la condición, del cómo estamos, en mi personal caso lo veo lejano.

El recorrido; realizado por el Gobernador, con los Presidentes Municipales para firmar convenios en materia de Seguridad, es conveniente pero a la vez nos muestra que cada Presidente, desconoce lo que dice la Ley, empezando por la Constitución. El Secretariado Ejecutivo; su espíritu de creación fue, precisamente el aglutinar a Gobernadores y Autoridades Federales para en un contexto general, crear mejores políticas para afrontar la Criminalidad, y a su vez ellos realizar lo mismo con cada Municipio de su competencia.

Los presupuestos; que la Federación destina, para la Seguridad Pública, nunca serán suficientes, por la ineficiencia en el destino y aplicación que se les da; por ejemplo, hablando de patrullas, se compran se lucen se sacan a operación y pasados unos meses están convertidas en chatarra. Nunca he visto; o al menos así se aprecia, que las corporaciones tengan talleres Serios, dije Serios de reparación y mantenimiento de unidades, a simple vista ningún ciudadano lo desconoce.

Hago votos; para que las buenas intenciones del Gobernador, los Funcionarios encargados de la Seguridad, tengan el compromiso de cumplir cabalmente con los ciudadanos, son los que pagan su sueldo y tienen el derecho a que actúen profesionalmente sin menoscabo alguno.

“Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos”.

Artículos Relacionados

Back to top button