Deportes

CUARTA LIGUILLA CONSECUTIVA…RIVAL DE LUJO

Por Antonio Abascal

A pesar de desperdiciar otra ventaja de 2-0 en casa, a pesar de no ganar en el Cuauhtémoc desde el 18 de febrero pasado cuando venció 1-0 al Monterrey, a pesar de recibir otro gol en contra de táctica fija, a pesar de volver a recibir muchas tarjetas (cinco amarillas y una roja –por cierto mal sacada porque Barragán fue al balón y lo tocó-), a pesar de sufrir más de lo esperado ante un buen Mazatlán, el Puebla de la Franja se metió a la liguilla tras vencer a su hermano en los penales gracias a Antony Silva y las ejecuciones de Federico Mancuello, Diego de Buen e Israel Reyes. Es cierto que el partido fue una calca de lo que pasó en el torneo con un inicio fulgurante por parte de los locales y con un cierre con muchas dudas, pero también es importante resaltar estas cuatro liguillas consecutivas que se han ligado ya que es un hecho inédito en torneos cortos.

De hecho el Puebla no ligaba cuatro liguillas desde la época dorada del club cuando se metió a nueve consecutivas desde la campaña 84-85 cuando inició una racha que finalizó tras el subcampeonato de la 91-92, fueron nueve liguillas en fila ya que hubo dos torneos cortos con motivo del mundial, el PRODE 85 y el México 86. Hugo Fernández inició la racha con un relevo que valió clasificar como octavo lugar y enfrentar al líder Pumas para ofrecer una gran serie que se definió en penales a favor de los universitarios con mucha polémica por el arbitraje de Joaquín Urrea. Finalizó con Manolo Lapuente llevando al subcampeonato a un equipo que mantenía la columna vertebral del campeonísimo (Larios, Ruiz Esparza y Poblete), pero que ya no tenía tantas figuras y cayó en la final de León; meses más tarde inició la persecución, el Puebla nómada y aunque hizo una campaña meritoria ante las circunstancias no alcanzó para meterse a la fiesta grande de la 92-93.

Hugo Fernández metió al Puebla a las liguillas de la 84-85, PRODE 85, México 86, a la de la 86-87 y dejó encaminada la de la 87-88 (que matemáticamente consiguió Luis Enrique Fernández, así como la tercera Copa México de la institución tras el cambio de directiva y el cese inmediato del técnico uruguayo por decisión de Emilio Maurer), por lo que Nicolás Larcamón ya se colocó sólo detrás del charrúa en cuanto a los técnicos que más liguillas consecutivas han producido para la institución.

En cuanto al partido de ayer, el Puebla tuvo un gran inicio cuando Diego de Buen convirtió un tiro libre en el que hubo colaboración de la barrera y defensiva del Mazatlán, en esos primeros minutos el equipo local se pareció al del inicio del torneo, presionaba bien a los visitantes, recuperaba rápido, la defensa lucía aplicada, Silva no sufría, Ferrareis volvía a desbordar por derecha, mientras que Cortizo y Parra se mostraban participativos, de tal forma, el segundo no tardó en llegar otra vez en jugada de táctica fija donde Juan Pablo Segovia quedó solo ante un buen centro de Parra y el argentino no falló para darle una buena ventaja al cuadro local que mantuvo el estilo y generó alguna llegada peligrosa como el remate del capitán Salas que se fue alto y que parecía una buena ocasión para prácticamente sentenciar de forma temprana.

Pero apareció la lluvia y en lugar de ayudar a los locales que ya tenían una buena ventaja, permitió la reacción del Mazatlán que poco a poco llevó la pelota cerca del área poblana, empezó a mandar centros, a conseguir tiros de esquina, a dar sensación de peligro, mientras el Puebla perdía rápido el balón. Así, los visitantes encontraron el gol del descuento en una jugada de táctica fija mal despejada por Segovia lo que aprovechó Rubio para rematar, pero Segovia metió la mano para matar la pelota que quedó libre para nuevamente Rubio punteara ante la salida de Silva y el balón entrara en la meta poblana. Otra vez los pecados del final de temporada se hicieron presentes, el Puebla se complicaba un juego en el que estaba en ventaja de 2-0, nuevamente recibía gol en pelota parada y…nuevamente se desconectaba tras un gol en contra ya que en el cierre del primer lapso, la escuadra de Sinaloa pudo empatar pero Marco Fabián se resbaló al momento que iba a fusilar a Silva y la pelota pegó en el poste.

La tónica del juego no cambió tras el paso por los vestuarios y, de hecho, era parecida a la vivida la semana anterior en Mazatlán cuando el Puebla perdía la pelota muy fácil y los apodados “Cañoneros” tenían el control del juego, por eso vinieron los cambios y Larcamón apostó por Mancuello en lugar de Aguilar, Barragán por Cortizo (otra vez se fue diluyendo con el paso de los minutos y otra vez regaló una amonestación) y Lucas Maia por Parra; Caballero también tiró de su banca con Gonzalo Sosa y el poblano Iván Moreno, por Andrés Montaño y Eduard Bello, pese a que Moreno de inmediato hizo ver mal a Maia con su habilidad, dio la impresión de que los cambios ayudaron al trabajo defensivo del Puebla que dejó de sufrir aunque era incapaz de aparecer en el arco de Vikonis con peligrosidad y no sólo eso sino que carecía de posesión de balón; el juego se hacía adulto y entonces César Ramos apareció con su prepotencia y soberbia características al expulsar a Barragán (previamente amonestado) tras una barrida en mediocampo en la que nunca hubo falta, fiel a su costumbre Ramos Palazuelos no fue al VAR y así Mazatlán recibió el oxígeno que necesitaba para ir por el empate, mientras que otra vez los Camoteros fueron presa de los nervios y con Vikonis agregado al frente un largo servicio de Moreno encontró al ex guardameta de la Franja quien recentró al área chica, Maia rechazó al centro y en un homenaje a don Fernando Marcos quien decía que la pelota era floja y se anida en el arco que tiene más cerca, pegó en el pecho de Vidrio para vencer a Silva y decretar el empate.

Da la impresión de que el problema del Puebla, además de lo futbolístico, pasa por el manejo de las emociones: Ayer arrancó concentrado, sin contacto con el árbitro y volvió ofrecer algunos destellos de lo que fue en el inicio del torneo, a medida que Mazatlán despertó y sobre todo tras el primer gol visitante, el equipo se desconectó (como contra Santos) y estuvo a punto de recibir el empate. Tras los cambios, el equipo local controló el ímpetu visitante, pero cada acción era un reclamo hacia el árbitro, vino la rigorista expulsión y recibió el gol del empate, las reclamaciones crecieron y el Mazatlán estuvo a punto de anotar el tercero tras una jugada en la que Moreno entró solo por derecha y sacó un buen disparo que iba con trayectoria de gol, pero Antony Silva apareció para volar y salvar al Puebla de la eliminación, en una parada clave en lo que puede venir para la Franja.

Además de lo anímico, de ese control de las emociones para soportar los golpes, para dejar de reclamar al árbitro, el Puebla ha dejado de tener el balón, los equipos se han dado cuenta de que tienen que atacar por las bandas ya que los carrileros camoteros son muy ofensivos y no están regresando, una vez que el central cubre se crea un hueco que hace que al Puebla le lleguen muy fácil. De la misma manera la presión alta que antes se ejecutaba ahora no se está haciendo de forma coordinada, mientras que a la ofensiva, los equipos rivales han logrado desconectar a Araújo y Ferrareis.

Los penales se volvieron a ejecutar en la portería que da a la autopista y ahí se agigantó, una vez más, Antony Silva quien detuvo los disparos de Nicolás Díaz y Marco Fabián (quien le había anotado una semana atrás en Mazatlán), mientras que Jorge Padilla echó por un lado su disparo, sólo Miguel Sansores anotó por los visitantes, mientras que Federico Mancuello, Diego de Buen e Israel Reyes (de forma exquisita) convirtieron para el Puebla, sólo George Corral fallo su disparo. El Puebla está en su cuarta liguilla consecutiva lo cual tiene un gran mérito por parte del cuerpo técnico, jugadores y directiva (la estabilidad administrativa genera mejores resultados deportivos), pero para tener aspiraciones de eliminar al América deberá mejorar mucho tanto en lo anímico como en lo futbolístico.

Nicolás Larcamón se unirá a Hugo Fernández, Luis Enrique Fernández, Pedro García y Alfredo Tena como los técnicos del Puebla que han enfrentado al América en liguilla. Fernández dirigió en la 86-87 en cuartos de final, el Puebla fue sexto y el América tercero, era la primera liguilla en la que el gol de visitante contaba como criterio de desempate; el 20 de mayo de 1987, empataron a dos en el Cuauhtémoc: Juan Antonio Luna al tres y Carlos Hermosillo al 16 marcaron por las Águilas, pero Héctor “Tito” Rosete al 18 y Carlos Poblete al 45 decretaron la igualada. La vuelta en el Azteca se jugó el sábado 23 de mayo con un Puebla obligado a la victoria, Arturo Álvarez adelantó a la Franja al minuto nueve tras una buena jugada colectiva, pero Eduardo Bacas parecía darle el pase a los americanistas al 83, sin embargo, otra gran jugada poblana finalizó en el gol de Gustavo Moscoso al 86 y el boleto a las semifinales.

Un año después se volvieron a encontrar en Cuartos de Final, con un Puebla como octavo lugar y bajo el mando de Luis Enrique Fernández ante un América líder. La ida se jugó el 16 de junio en el Cuauhtémoc y volvió a finalizar 2-2, con un trabajo polémico de Edgardo Codesal que marcó un penal para Antonio Carlos Santos empatara el juego para los capitalinos al minuto 88, ya que Bartolotta y Ángel Torres le habían dado ventaja a los Camoteros, la vuelta celebrada el 19 de junio no tuvo historia ya que el América goleó 4-0 con los tantos de Hermosillo al 40, Tena al 54, Santos de penal al 70 y Zague al 88. Por tercer año consecutivo se encontraron en una liguilla (88-89) pero fue una fase final por grupos en el que el líder de cada sector iba a la final, americanistas y poblanos empataron los dos juegos: 2-2 en el Azteca con gran reacción poblana ya que perdía 2-0 con los tantos de Cesilio de los Santos y Antonio Carlos Santos, pero los goles de Paúl Moreno al 73 y Jorge Aravena al 81 significaron un punto para cada equipo. En el Cuauhtémoc igualaron a uno ya que Paco Romero adelantó a los locales al 33, pero Gonzalo Farfán igualó al 57; al final, América terminó como líder del sector para llegar a la gran final y el Puebla, pese a que finalizó como súper líder con récord de puntos para la franquicia, quedó fuera tras perder los dos juegos ante Chivas.

La última vez que jugaron liguilla fue en la 94-95, el Puebla de Alfredo Tena venía de eliminar al Veracruz en repechaje y el América en caída libre tras la destitución de Leo Beenhakker tras el juego de temporada regular en Puebla. Empate a cero en el Cuauhtémoc tras una buena actuación de Adrián Chávez; la vuelta se jugó el viernes 19 de mayo al medio día y el América ganó con polémica 4-2: Alí Fernández abrió el marcador al minuto 15 para los Camoteros, pero Luis García empató al 35, Narciso Cuevas hizo un golazo de chilena para colocar al Puebla cerca de la campanada al 59 ya que obligaba al América a ganar, Luis García volvió a igualar al 61, Francois Omam Biyick marcó de penal al 70 para adelantar a los capitalinos que jugaban con superioridad numérica por la injusta expulsión de Alí Fernández, sin olvidar que el penal de la ventaja fue por manos de Alfonso Sosa cuando Pimentel ya había despejado, en otro error arbitral de Pascual Rebolledo; ya con los poblanos lanzados al frente, Zague finalizó el contragolpe mortal al 83.

Nuevamente Puebla y América se vuelven a ver las caras en liguilla, nuevamente el Puebla se mete a instancias protagónicas, aunque las sensaciones no son buenas porque de los últimos nueve juegos únicamente se ha ganado uno, porque se ha olvidado de ganar en casa donde además en tres partidos le han sacado buenas ventajas. Tendrá que mejorar mucho para sorprender a los capitalinos, pero tampoco podemos obviar un aspecto importante: Una nueva generación de poblanos se está acostumbrando a las liguillas, a diferencia de sus padres que estaban acostumbrados a salvarse del descenso y eso habla de un gran mérito para una plantilla que no es la más poderosa económicamente hablando  pero que compite, con más o con menos argumentos, pero siempre compite para defender con orgullo la camiseta de la Franja.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button