Deportes

QUINTA LIGUILLA CONSECUTIVA

Por Antonio ABASCAL

10 octubre, 2022 12:25 pm

De forma dramática, otra vez recibiendo un gol en los últimos minutos para perder la ventaja, pero por la vía de los penales el Puebla de la Franja se metió a los Cuartos de Final del Apertura 2022 al vencer a las Chivas Rayadas del Guadalajara y con ello se convirtió en sólo el segundo equipo que clasifica por quinta vez de forma consecutiva a la liguilla (a partir de los cuartos de Final), lo que lo iguala con el América que otra vez será su rival en esa instancia. Las cinco clasificaciones consecutivas ya representan la segunda mejor racha camotera en su historia ya que de la 84-85 a la 91-92 hubo ocho contando los torneos cortos previos al mundial de México 86; de estas cinco apariciones, cuatro se han producido con la dirección técnica de Nicolás Larcamón que ya igualó a Hugo Fernández (qepd) como los estrategas que más veces metieron al equipo de la Franja en la llamada “Fiesta grande” y superó a Manolo Lapuente quien llevaba tres.

Fernández Vallejo metió a los Camoteros en la 84-85 cuando llegó como relevo de Leonel Urbina y encontró un equipo en los últimos lugares para clasificar como octavo y perder en penales tras una polémica vuelta ante Pumas en Ciudad Universitaria con un pésimo arbitraje de Joaquín Urrea, en el PRODE 85 donde fue eliminado en semifinales por Tampico Madero, en el torneo México 86 cayó en cuartos ante las Chivas Rayadas del Guadalajara que sacaron el empate en el partido decisivo en el Cuauhtémoc y en la 86-87 llegó a semifinales luego de eliminar al América con la victoria en el Azteca gracias a los goles de Gustavo Moscoso y Arturo Álvarez, pero en semifinales perdió los dos juegos ante las Chivas que ese año se coronaron campeonas. Todavía en la 87-88, el uruguayo dejó al Puebla en puestos de liguilla pero el cambio de directiva del Gobierno del Estado a la dupla Migoya- Maurer generó el cambio en la dirección técnica por lo que Luis Enrique Fernández dirigió la final de Copa que se ganó ante Cruz Azul y los Cuartos de Final donde se cayó sin paliativos ante las Águilas del América. La racha se alargaría en la 88-89 con Pedro García, en la 89-90 con Manolo Lapuente para conseguir el campeonísimo, en la 90-91 con Nacho Trelles y en la 91-92 otra vez con Lapuente llegando a la final contra el León y consiguiendo el subcampeonato.

Nicolás Larcamón logró clasificar a una semifinal en el Clausura 2021 y se ha quedado en Cuartos de Final en el Apertura 2021 y Clausura 2022, a falta de conocer el resultado de la nueva liguilla donde el Puebla luce como víctima ante el súper líder América. Entre repechajes y liguilla, el estratega argentino acumula tres victorias (Atlas y Santos en el Clausura 2021 y León en el Apertura 2021), cuatro empates (Chivas en repechaje del Apertura 2021, Mazatlán en la repesca del Clausura 2022, América en los Cuartos de Final del Clausura 2022 y Chivas otra vez en la recalificación del Apertura 2022) y cuatro derrotas (Atlas y Santos en el Clausura 2021, León en el Apertura 2021 y América en el Clausura 2022), con el dato adicional de que ya sea en fase regular o liguilla no ha podido derrotar al América, rival con el que apenas suma un empate.

Ayer el Puebla de la Franja dio muestras de que sí aprende. Larcamón hizo ajustes para ayudar en la marca sobre Alexis Vega a Emilio Martínez quien  había sufrido mucho en el juego de la fase regular, las ayudas resultaron efectivas y el canterano demostró su persistencia para ofrecer un gran partido ya que Vega fue menos peligroso y en el caso del poblano hasta se dio tiempo de atacar a tal grado que él fue el autor del centro que remató Martín Barragán para abrir el marcador, en una acción en la que Martínez levantó la cabeza y después envío un gran centro para que el delantero poblano batiera al cancerbero tapatío, Jiménez. Otro aspecto en el que el Puebla mejoró fue en la marca en la táctica fija en contra que ahora sí fue bien resuelta.

El Puebla vs Chivas tuvo todos los ingredientes de un partido de vencer o  morir, muy lejos de los monólogos de Tigres ante Necaxa, de Cruz Azul frente a un triste León o del Toluca ante los Bravos. Fue un duelo de estrategias donde Ricardo Cadena sorprendió al jugar sin nueve, pero en los primeros minutos el Puebla no estuvo cómodo, estuvo lejos del marco contrario sin poder marcar una diferencia como lo hizo en varios partidos de temporada regular, de hecho fueron las Chivas las que gozaron de la primera llegada clara con un disparo de Alvarado que repelió Silva pero en el contrarremate el “Chapito” Sánchez tenía todo para empujar el balón y se encontró con la barrida salvadora de Maxi Araújo quien todavía alcanzó a desviar con la espalda un nuevo disparo de Brizuela que llevaba etiqueta de gol. Tras ese susto, el Puebla se hizo de la pelota y así se dio la primera jugada polémica cuando un servicio de Araújo fue cortado por  Sepúlveda, la pelota pegó en la pierna y al seguir su camino pegó en la mano del defensor que la llevaba despegada, por lo que ocupaba una posición antinatural pero ni el VAR o el central se atrevieron a marcar la pena máxima. El Puebla también anotó un gol bien anulado por un milimétrico fuera de juego de Araújo tras un gran pase filtrado de Mancuello que luego había rematado Jordi Cortizo, la Franja cerró mejor pero las Chivas daban sensación de peligro cuando contragolpeaban.

La segunda parte tuvo la misma tónica con unas Chivas que otra vez arrancaron mejor presionando la portería de Antony Silva y con un Puebla que poco a poco controló los embates para hacerse del balón y ahí fue cuando se produjo la acción de Martínez luego de un centro de Mancuello al que Jiménez rechazó con los puños, en la segunda jugada el canterano poblano tuvo tiempo para controlar, para levantar la vista y para enviar un  gran servicio que Barragán aprovechó para abrir el marcador ante la desubicación de Sepúlveda. Las Chivas resintieron el golpe y el Puebla pudo haber finiquitado el compromiso pero le faltó contundencia. Primero Cortizo desaprovechó una gran jugada de Omar Fernández quien condujo la acción hasta la entrada al área tapatía donde tocó a Maxi Araújo quien envió un centro pasado donde llegó Cortizo pero su disparo se fue apenas desviado aunque con la impresión de que era para mucho más, el equipo de la Franja dejaba escapar la primera oportunidad para sentenciar; en esos momentos de duda tapatía vino otra acción polémica cuando Sepúlveda golpeó a Araújo en el área, pero otra vez ni el VAR ni el árbitro quisieron revisar, y aunque los cambios de Cadena sí infundieron una inyección de peligrosidad a las Chivas, el Puebla tuvo otra acción para sentenciar pero Fernández elevó mucho su disparo tras un buen pase de Barragán.

Chivas creció con los cambios, todo lo contrario que el Puebla ya que salvo Guillermo Martínez los otros no pudieron hacer el trabajo. El equipo de la Franja ya no fue peligroso, Chivas se hizo de la pelota y atacó buscando hacerlo por las dos bandas, así hubo acciones peligrosas como un tira-tira donde hubo una barrida providencial de Diego de Buen para evitar que el disparo de Fernando Beltrán siguiera su curso, en la misma jugada Antony Silva salvó a los poblanos. Con todo, parecía que el partido podría llegar a la otra orilla, pero otra vez esos pequeños detalles como no sostener la posesión tras una falta sobre Martínez significó darle la última oportunidad a los tapatíos tras un trazo largo del guardameta Jiménez que fue rechazado, Angulo se quedó con el balón y lanzó a Carlos Cisneros quien estaba sólo a la entrada del área cargado por izquierda, un resbalón evitó que de Buen llegara a incomodar por lo que el tapatío quedó mano a mano con Antony Silva quien quiso adivinar buscando la lógica de cruzar, Cisneros no desaprovechó la oportunidad y disparó al primer palo ante un guardameta que al adivinar ya se había vencido.

Otra vez un gol en contra en los últimos minutos, otra vez una ventaja perdida, otra vez la falta de contundencia dejó vivo al rival que no desaprovechó su última oportunidad. Fue el único juego de la recalificación que se fue a los penales, el gol de Cisneros fue el único que marcaron  los equipos que se ubicaron del noveno al duodécimo lugar, parecía que el momento era de Chivas, pero Silva ganó el volado para decidir en qué portería se cobrarían y eligió la que da a la autopista para jugar con las cábalas y la historia, la misma donde el Puebla ganó a las Chivas la final de 82-83 la tarde de la consagración de Luis Enrique Fernández, la misma donde hace un año el equipo de la Franja había eliminado a los tapatíos con la magistral actuación de Antony Silva.

Fue una tanda distinta, Silva no estuvo ni cerca en los disparos de Vega y Mozo por parte de las Chivas, Jiménez se tiró al lugar en los de De Buen y Mancuello y, de hecho, tocó el del argentino, pero el marcador indicaba 2-2 en la tanda; un viejo conocido, Santiago Ormeño apareció con su acostumbrada prestancia desde los once pasos para adelantar a los visitantes, pero Guillermo Martínez ejecutó de gran manera para emparejar nuevamente, la cuarta tanda fue la clave: Jesús Angulo se resbaló y su disparo pegó en el travesaño para abrirle la puerta al Puebla que mandó a Israel Reyes quien mostró toda su personalidad  y confianza al ejecutar a lo “Panenka” y dejar sin opciones a Jiménez; Silva se pasó en el disparo de Zaldívar que le daba vida a Chivas, pero Escoto sentenció para mandar al Puebla a su quinta liguilla consecutiva.

El Puebla demostró que sí aprende aunque todavía hay asignaturas pendientes: La contundencia para matar los juegos, el manejo de los pequeños detalles en los instantes finales para aprovechar los momentos de buen futbol que el equipo sigue teniendo. Ayer fue un gran juego de los centrales: De Buen, Silva y Maia, Emilio Martínez hizo patente su crecimiento, otra vez Israel Reyes en mediocampo fue clave para aguantar y distribuir, Maxi Araújo hizo un par de acciones defensivas claves y fue más regular en sus prestaciones ofensivas con un Martín Barragán que se sigue prodigando para aprovechar la oportunidad, mientras que Nicolás Larcamón sigue colocando su nombre en la historia del equipo con la identidad que le ha impregnado y porque a pesar de todas las bajas este equipo sigue compitiendo, logrando algo que varios poderosos, incluyendo a las Chivas, no han podido conseguir: Regularidad para llegar a la liguilla.

Pero cuando se habla de cinco clasificaciones en fila, cuando se revisa que hubo una buena participación de la sub 20 en cuartos de final ante una cantera como la del Atlas y que el Puebla fue eliminado por la posición en la tabla, cuando se revisa que este torneo se aguantaron los cañonazos por varios jugadores (las lesiones impidieron que el once ideal estuviera más tiempo en el campo), cuando un canterano es clave y muestra personalidad, cuando un jugador talentoso hecho en otra cantera pero madurado en Puebla donde alcanzó la titularidad sigue creciendo, se convierte en material de selección (aunque la miopía de Martino no le dé tantos minutos) como Israel Reyes, cuando se revisan las cinco clasificaciones en fila también se debe reconocer que la estabilidad que esta directiva le ha dado a los Camoteros es otro factor para explicar la presencia continua en liguillas.

Sigue América un  duro escollo por su calidad y momento, para tener posibilidades de dar una gran sorpresa a la altura de la de 86-87, el Puebla necesita seguir aprendiendo y encontrar contundencia para aprovechar sus momentos de buen futbol. El rival ha sido el mejor del torneo y cuenta con el futbolista más en forma, Álvaro Fidalgo, para aspirar a la sorpresa el equipo de la Franja requiere encontrar la perfección.

PUEBLA, Pue. 09 Octubre 2022.- Jugada del partido entre el Club Puebla y Chivas correspondiente al partido de repechaje del Apertura 2022, celebrado en el estadio Cuauhtémoc//Mara González/Agencia Enfoque//

Artículos Relacionados

Back to top button