Deportes

DEPORTES Datos inaugurales y algo más

Por Antonio Abascal

21 noviembre, 2022 7:30 pm

Ecuador ganó el partido inaugural de la justa que se celebra en Qatar y que a pesar de que ya inició el futbol no ha parado de seguir generando polémica por la postura de FIFA de cerrar el camino a toda disidencia ahora con la amenaza de amonestar desde el minuto uno al capitán que ose a portar el gafete de capitán arcoíris en apoyo a la comunidad LGBT+ ante la postura del país anfitrión, además de las vergonzosas declaraciones de Gianni Infantino, cada vez más parecido a Joseph Blatter, y de la valiente contestación de la federación danesa. En la cancha los ecuatorianos no tuvieron rival ante una escuadra local abrumada por el peso del escenario y muy lejos de lo que llegó a mostrar en una Copa América donde fue invitado y en una Copa Oro donde alcanzó las semifinales.

Con su triunfo, Ecuador igualó sus números en la historia mundialista al alcanzar su quinto triunfo (1-0 ante Croacia en Corea-Japón 2002, 2-0 contra Polonia y 3-0 a Costa Rica en Alemania 2006, así como 2-1 a Honduras en Brasil 2014 antes de esta victoria de 2-0), apenas un empate (0-0 con Francia en Brasil 2014) y cinco descalabros (0-2 con Italia y 1-2 con México en Corea-Japón 2002, 0-3 con Alemania y 0-1 con Inglaterra ya en octavos de final en Alemania 2006 y 1-2 con Suiza en Brasil 2014), con doce goles a favor y once en contra, recordando que sólo en una ocasión de las tres anteriores se ha colado en la segunda fase, aunque este triunfo le abre alguna posibilidad si bien es cierto que al sobrellevar las acciones en el segundo lapso dejó ir la posibilidad de anotar más goles y construir una mejor diferencia de goles que puede ser un factor de desempate en este sector.

Desde Alemania 2006 cuando cambió el formato de las inauguraciones mundialistas y nuevamente fueron los anfitriones los que tuvieron que abrir el torneo siempre han caído goles: Alemania 4-2 Costa Rica en esa justa de 2006, Sudáfrica 1-1 México en Sudáfrica 2010, Brasil 3-1 Croacia en Brasil 2014, el 5-0 de Rusia a Arabia Saudita hace cuatro años en Rusia 2018 y ahora el Qatar 0-2 Ecuador para abrir la primera edición mundialista que se juega en noviembre y diciembre, de hecho, hay que recordar que hasta el momento Sudáfrica en su mundial se convirtió en el primero y único anfitrión en no llegar a la segunda ronda del torneo pero los sudafricanos quedaron fuera por diferencia de goles con respecto a México ya que ambas escuadras igualaron en cuatro puntos; ahora tras la derrota los qataríes prácticamente están obligados a la victoria ante Senegal el próximo viernes si no quieren implantar una marca negativa en el certamen en el que están debutando.

La historia de las Copas del Mundo enseña que la última inauguración que se fue sin goles fue la de Argentina 78 cuando la campeona defensora, Alemania Federal empató a cero con Polonia pero la realidad es que en el período que los campeones del mundo inauguraron la justa que va de Alemania 74 a Alemania 2006 los primeros partidos destacaron por la ausencia de marcadores abultados: Brasil empató a cero con Yugoslavia en Alemania 74, mismo marcador que se dio en el ya mencionado Argentina 78 entre alemanes y polacos, Bélgica sorprendió 1-0 a la Argentina de Menotti y Maradona en España 82, Italia empató a uno con Bulgaria en México 86, Camerún  le pegó con el gol de Francois Omam Biyik a Argentina en Italia 90, Alemania apenas ganó 1-0 a Bolivia en Estados Unidos 94, Brasil se impuso 2-1 a Escocia en Francia 98 y Senegal debutó con triunfo ante la campeona Francia en Corea-Japón 2002.

Cabe recordar que el primer juego mundialista lo disputó México ante Francia en Uruguay 30 por una cuestión de tiempos; el Estadio Centenario (llamado así por el festejo de la constitución uruguaya) no estuvo listo para la inauguración debido a las fuertes lluvias que cayeron en ese país por lo que los organizadores tuvieron que buscar otros escenarios entre ellos el Estadio de Pocitos y el Parque Gran Central donde se jugaron los primeros duelos: Francia vs México en el primero y Bélgica vs Estados Unidos en el segundo, siendo Lucien Laurent el que marcó el primer gol de los mundiales, mientras que André Maschinot con sus goles al 43 y 87 fue el primero en marcar dos goles en un partido mundialista, justo como ayer lo logró Enner Valencia quien  ya había aparecido en Brasil 2014 y, de hecho, ha anotado los últimos cinco goles de Ecuador en copas del mundo; por cierto, el primer gol mexicano fue obra de Juan Carreño al minuto 70 y el último hasta antes del debut de mañana ante Polonia fue Javier “Chicharito” Hernández al marcar al minuto 66 en la victoria de 2-1 sobre Corea del Sur en Rusia 2018 por lo que es importante señalar que la escuadra tricolor suma dos partidos sin anotar gol ya que fue goleada 3-0 por Suecia en el cierre de la fase de grupos y luego cayó sin paliativos 2-0 frente a Brasil en los octavos de final, una mala racha que mañana intentará romper ante Polonia.

Este lunes arrancó con un buen debut de Inglaterra ante Irán donde Jude Bellingham destacó no sólo por marcar el primer gol de su equipo que abrió el cerrojo iraní sino por la movilidad y por la forma en que organizó los ataques ingleses que para muchos son uno de los candidatos y tras el primer tiempo presentó cartas muy importantes a falta de verlo ante un rival de mayor jerarquía (que parece no tendrá en esta fase de grupos porque le faltan Estados Unidos y Gales), la juventud de Bellingham se sumó a la de Bukayo Saka, la joven sensación del líder de la Premier, el Arsenal, quien marcó un golazo en la recta final del primer tiempo y con una escuadra persa que se distingue por su orden defensivo, Raheem Sterling culminó un gran contragolpe para cerrar esos 45 minutos iniciales. En muchas ocasiones el técnico inglés Gareth Southgate ha dejado la impresión que frena a su equipo y que este podría jugar mejor, pero también es justo reconocerlo ha apostado por la juventud que ha surgido y además le ha dado confianza.

Bukayo Saka jugó la Euro de hace un año donde Inglaterra llegó a la final, no era titular pero fue un importante revulsivo y así se fue ganando más minutos, sin embargo, en la final frente a Italia falló un penal que permitió la voltereta de los italianos que se coronaron campeones europeos, Saka pidió disculpas pero algunos cayeron en acusaciones racistas, sin embargo, lejos de caerse aprovechó el apoyo de sus compañeros de selección, del propio Southgate y de Mikel Arteta en el Arsenal para no sólo mantener su nivel sino elevarlo para ser una de las figuras de su club que ya le saca cinco puntos de distancia al Manchester City, para debutar hoy en un mundial y hacerlo con un golazo, y luego marcar un segundo tanto. Eso también es el futbol caerse y levantarse y aprovechar las oportunidades.

A diferencia de Ecuador, Inglaterra no bajó del todo las revoluciones por ello el segundo gol de Saka, luego movió el banquillo y otro de los talentosos jóvenes que fallaron en esa fatídica tanda de la Eurocopa, Marcus Rashford ingresó y aprovechó un gran servicio de Harry Kane para poner el quinto en el marcador, mientras que Medi Tahremi hizo el que los clásicos llamaban el de la “honrilla”, de todas maneras, el 6-2 de hoy (tras el tanto de Jack Grealish y uno más de Taremi) es la mayor goleada en la historia mundialista para Irán que si bien sufrió su décima derrota en dieciséis juegos su mayor descalabro había sido el 4-1 ante Perú en Argentina 78 donde también cayó 3-0 frente a los Países Bajos, por su parte para Inglaterra es su segunda mayor goleada en las justas mundialistas tras el 6-1 a Panamá de Rusia 2018 también bajo el mando de Gareth Southgate.

Inglaterra fue una de las escuadras que fue amenazada por la FIFA de recibir una tarjeta amarilla a su capitán si sacaba el gafete arcoíris, por lo cual Harry Kane no lo hizo, sin embargo, sus jugadores sí se hincaron en un llamado en pro de los derechos humanos en una figura que tomó fuerza tras los incidentes raciales en Estados Unidos y las protestas que se reprodujeron en todo el mundo a partir del Black Live Matters. La postura inglesa es válida ante una FIFA cada vez más enferma, cada vez más alejada del mundo común; es importante recalcar que nunca ha sido un organismo ejemplar ya que a veces hemos romantizado sus primeros años y los primeros mundiales.

Italia 34 se jugó bajo el fascismo y, de hecho, los resultados ayudaron a fortalecer el mensaje de “Il Duce” que usó al torneo con fines propagandísticos, Argentina 78 se jugó bajo la tutela de la dictadura militar que pisoteaba derechos humanos, el mundial de España se otorgó en el tiempo de la dictadura franquista si bien cuando el torneo se jugó empezaba un camino democrático que el propio torneo difundió al hablarse de una moderna España y cuando Colombia se retiró como organizador y México fue premiado con la sede luego del terremoto del 19 de septiembre de 1985, el Presidente de FIFA, Joao Havelange se preocupó más por los estadios que por las víctimas y por el país en general, así que este tipo de actitudes de los jerarcas de la FIFA no son nuevas aunque el sí el grado de cinismo cuando Gianni Infantino se aventura a decir en la conferencia de prensa previa a la inauguración: “hoy me siento qatarí, me siento árabe, me siento gay”, para acto seguido prohibir hasta un gafete de capitán arcoíris. “Por sus hechos los conoceréis” y ahí doña FIFA lleva muchos años manchando el nombre del deporte que dice promover y proteger, porque el futbol es mucho más que estadios lujosos, es mucho más que una competencia cada vez más restringida para darle seguimiento, para poder verla (hoy no hay partidos en tele abierta).

En resumen en la cancha el mundial ha empezado con dos equipos muy superiores ante rivales de Asia y de Medio Oriente, habrá que medir a Ecuador y a Inglaterra con equipos más poderosos para definir su verdadero potencial, pero por lo pronto los ingleses mostraron un arsenal ofensivo muy difícil de frenar, mientras Ecuador se mostró con una mayor solidez de lo que ha sido habitual en sus presentaciones mundialistas. Fuera del terreno de juego, la justa en Qatar sigue mostrando a la misma FIFA manipuladora y ambiciosa pero nada cambiará si los verdaderos protagonistas, los jugadores, siguen permitiendo que les corten hasta su libertad de expresión.

 

Artículos Relacionados

Back to top button