Gente

Trastorno por videojuegos ¿Cómo afecta a los menores?

Por Jazmín RAMOS IA

5 enero, 2024 6:20 am




El trastorno por videojuegos ha sido oficialmente reconocido como una enfermedad mental por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que subraya la importancia de abordar de manera proactiva los hábitos relacionados con el uso de videojuegos, especialmente en el caso de niñas, niños y adolescentes. Los padres, madres y cuidadores desempeñan un papel fundamental en la prevención de este problema.

Una de las estrategias clave para prevenir los malos hábitos asociados con el uso de videojuegos es mantenerse al tanto del tiempo que los menores pasan frente a dispositivos y pantallas.

Es fundamental establecer límites saludables y fomentar un equilibrio entre el tiempo dedicado a actividades físicas, sociales, educativas y el entretenimiento digital.

Establecer un plan con horarios de uso es otra medida efectiva. Los padres y cuidadores pueden trabajar junto con los niños y adolescentes para definir cuándo y por cuánto tiempo se pueden utilizar los videojuegos.

Esto promueve la responsabilidad y la autorregulación, habilidades importantes para su desarrollo.

Asimismo, mantener los videojuegos en áreas comunes del hogar puede ayudar a supervisar su uso. De esta manera, es más fácil monitorear el tiempo dedicado a esta actividad y promover la participación en otras actividades familiares.

Además, involucrarse en la actividad de jugar puede ser beneficioso, ya que brinda la oportunidad de compartir tiempo de calidad, comprender los intereses del menor y establecer un canal abierto de comunicación.

Es importante recordar que el uso de videojuegos no es inherentemente negativo, pero su abuso puede tener impactos significativos en la salud mental, el rendimiento académico y las relaciones interpersonales.

Por lo tanto, fomentar un enfoque equilibrado hacia el entretenimiento digital es esencial para el bienestar general de los menores.



Artículos Relacionados

Back to top button