Puebla

Opinión | Retos del Siglo XXI

Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Las manifestaciones del proceso de globalización; han sido múltiples y muy variadas, siempre será con la perspectiva de impacto positivo, las telecomunicaciones ha hecho que sea posible conectar en tiempo real y de manera integral, a poblaciones, naciones y culturas geográficamente muy lejanas entre sí; sin embargo, también ha acarreado efectos perniciosos como ejemplo puedo citar el crimen organizado, la migración y en ello los graves problemas que ocasiona como son la drogadicción, lavado de dinero, tráfico de armas, tráfico de personas y pornografía.

Son muchos los aspectos; que abarcan estos temas, sin embargo es importante concentrarse, en el enfoque hacia el futuro de la Seguridad Ciudadana hoy de moda, potenciada en la Tecnología; de qué manera, se operaran, las fuerzas del orden y los organismos que interactúan entre sí, para salvaguardar los intereses de los ciudadanos.

Las ciudades cada día más Inteligentes; son macro tendencias que enmarcan el desarrollo de la Seguridad Ciudadana, con la incorporación desde la perspectiva de sensores diminutos, hasta softwares más complejos que trabajan en integración de datos y análisis de los mismos en apoyo a la prevención del delito.

Entre estas herramientas; se encuentra como el Virtual Command Central en desarrollo experimental, que proporciona información en tiempo real de cualquier incidente y gestiona la ayuda virtualmente.

El centro es manejado por personal de la Seguridad Ciudadana; mediante tecnologías de realidad virtual navega y despliega la ayuda mediante videos y datos de diferentes fuentes. De esta manera; elementos de Seguridad, ambulancias, bomberos entre otros, pueden actuar a tiempo para el auxilio de las posibles víctimas.

En este centro convergen diferentes fuentes de información; y que en este centro de comando, analizan diversas herramientas como pueden ser, cámaras de tráfico, vehículos, cámaras corporales de los oficiales y se puede hasta micrófonos de los oficiales, radios digitales, drones conectados con captura de fotos y video en tiempo real y cámaras de 360° en las auto-patrullas.

Todos estos avances; pueden manejarse directamente con los ojos, mediante los lentes de realidad virtual, estos avances en nuestro país deberán estar considerados, aunque se encuentran en periodos de desarrollo y estudio científico, no debemos de creer que no se pueden aplicar en forma escalada, en función de su puesta en marcha en el mercado.

El avance y la adopción; de la tecnología, se producen de una manera vertiginosa, la Seguridad Ciudadana no es ajena ello, por lo tanto ahora que en Puebla se habla de este modelo de Seguridad, es importante que todo aquello que en el mercado ya exista, se incorpore de inmediato y no se esté pensando solo en vehículos y más vehículos; estos sistemas realmente producen la verdadera prevención y no sistemas reactivos que han imperado en nuestro México.

Imagina por un momento; que desde tu teléfono inteligente, puedas realizar denuncias de algún delito que eres víctima, o del cual eres testigo y que con el solo hecho de teclear o llamar queda registrado, y sirve de denuncia en línea.

Ahora bien; también se puede establecer modelos a través de algoritmos la prevención del delito, que mira estimado lector no soy cibernético pero mediante Big Data, se predicen los lugares donde pueden ser susceptibles de delitos; con ello, bajar los índices delincuenciales más comunes.

Los instrumentos tecnológicos; están ahí, personas preparadas existen desde hace mucho, en la creación de modelos matemáticos para ser aprovechados en la prevención del delito, y cada día ir utilizando menos los modelos reactivos de actuación de la Seguridad Ciudadana.

Tenemos un grave problema; de las diversas acepciones de la Seguridad Ciudadana, o si quieres decir, de todo el canal de la Justicia; esto es, prevención, procuración, readaptación y administración de la ley. Con los avances tecnológicos; se da un salto cuántico, para terminar con el grave mal que nos aqueja, y que todos sabemos es la corrupción, que es motivada por una disociación del proceso de la Justicia antes mencionada.

El grave error estructural; que ha caracterizado al sistema de justicia, es mantener aisladas las labores desde la prevención hasta la administración, con ello nadie ignora la tortuosa manera que sufrimos los mexicanos al vernos envueltos en cualquiera de sus etapas por ser actores o victimas de cualesquiera de los delitos, y con las consecuencias económicas implícitas de este canal de la Justicia.

Ante este panorama; todo gobierno, está obligado a escuchar las opiniones de los ciudadanos, académicos, críticos, estudiantes y todo aquel que en forma propositiva aporte, para hacer una mejor sociedad y que en el camino, se avance con fundamentos bien definidos con visión de Estado y con los avances que la Tecnología aporta.

“El problema real no es si las maquinas piensan, sino si lo hacen los hombres”.

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button