La Grilla

Opinión | Las diversas culturas de la violencia

Por Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Una especie de hilo conductor que alimenta el aumento de la violencia en nuestro Territorio Poblano; es el generado por las Organizaciones Criminales que operan en nuestra Puebla en la ilegalidad, no cuenta con un arbitrio o instancia oficial a la que puedan dirigirse en caso de conflicto. El recurso que utilizan; es la coerción física, por el propio carácter de su actividad Delictiva.

Todos los Cárteles del crimen Organizado; cuentan con ejércitos, los cuales están entrenados para que en una forma Sistemática y Cruel, generen la violencia que vemos día a día en todo el Territorio Poblano, las escalada de la violencia y sobre todo de su crueldad al cometer los homicidios, radica en que dichos Cárteles tratan de mandar mensajes de su superioridad en quien es más violento y que se erigen como los dueños de los Territorios que pelean.

Es muy importante; diferenciar entre una Organización de Delincuentes que se especializa en la comercialización de bienes ilícitos y aquella que aspira dominar un Territorio, en ambos casos no se puede renunciar a la violencia como recurso vital, pero en si son dos factores muy distintos.

El aumento cuantitativo; de los homicidios en nuestro Estado, llama la atención del Ciudadano de la crueldad con la que se ejecutan dichos Homicidios, por ello es importante considerar nuestras tradiciones culturales ancestrales, que a lo largo de nuestra Historia muestran escenarios similares de aplicación de una violencia exacerbada en cada etapa de nuestra Historia, plagada de hechos de sangre por diferentes causas, pero al fin de cuentas son hechos violentos.

Hablar de los negocios productivos de la violencia; no podría faltar, la participación de las Fuerzas de Seguridad del Estado, dado que es del dominio público que así pasa, pues los factores económicos influyen para la participación de estas Fuerzas Estatales, ya sea en la ejecución misma o en la entrega de las víctimas, que aparecen en nuestro Territorio como cadáveres.

El compromiso ético; de nuestras Fuerzas de Seguridad, radica en la continuidad que requiere todo cuerpo de esta naturaleza, pues con lo que apreciamos de una avanzada y deteriorante forma de reclutar a sus mandos traídos de las Fuerzas Armadas o de otro Estado de la República, generan la apatía y sobre todo la curva de enseñanza que le pega a todo el cuerpo Policial del Estado.

Los que conocemos de los cuerpos Policiales; podemos entender, que ese oficial que está trabajando bajo un estrés continuo, se ve amenazado con las clásicas formas de los Políticos de decir vamos hacer una limpia de la corporación. Les pregunto; han elaborado un diagnóstico previo, han analizado las consecuencias del crecimiento de la violencia si lo llevan a cabo, han preguntado cuantos familias se verán afectadas en fin son cuestionamientos que se deben prever.

Las Fuerzas de Seguridad; son parte importante de una Sociedad, y cada declaración del tipo que menciono, limitan el acercamiento a la propia Sociedad y mucho más, los acercan a una Delincuencia que espera personal capacitado para reclutar a sus filas.

Los cambios en la Secretaria de Seguridad Pública del Estado; son ya hechos consumados desde el día 2 de marzo, nada ni nadie podrá cambiar esto, los Funcionarios nombrados ocupan todas las carteras de la Secretaria y que desde el día 2 están en la ya conocida entrega-recepción, algunos con antecedentes no muy gratos para el desempeño de su función.

Las viejas formas; de un pasado México, parecen volver a nuestro Estado con estos estilos de Gobernar, con Asesores que en el contexto de la clandestinidad oficial, trabajan en las formas de una Seguridad que se dejó atrás por su ataque contra los Derechos Humanos de los Ciudadanos Gobernados. Los Funcionarios de la Secretaria de Seguridad; ya están, pero como dice el dicho “A dios dando y con el mazo dando”, no lo aplican sus conocimientos para mejorar, entonces que se espera de la Seguridad de los Ciudadanos.

Si hablamos de Políticas Públicas de Seguridad; en este momento es bastante difícil encontrar evolución en forma positiva, y diría mis ancestros, cuantimás en el combate a una Delincuencia que si está Organizada, cada ensayo que se está realizando dentro de la Secretaria, y ahora con los disque cambios de los Secretarios de la zona Conurbada de la Capital incluida está; tendrán la curva de enseñanza, que les cite en párrafo anterior, los Políticos no entienden que la Seguridad Pública, es un asunto delicado que no se resuelve con declaraciones y explicaciones después del niño ahogado.

El Estado tendrá; los ojos de toda la Nación, los Estudiantes se organizaron con su derecho en primera instancia como Ciudadanos y en segundas como afectadas por la exacerbada violencia que vivimos, el oficio Político está a prueba de nuestro Gobierno, esperemos por el bien de todos que actúen en consecuencia.

Como lo cito desde el principio de esta columna; a los Funcionarios de la Seguridad, tomen en cuenta, que hay en donde ahora trabajan, muchos trabajadores de los que ahora para ustedes, son presuntos Funcionarios no aptos, muchos han entregado su vida al servicio del Ciudadano, ni el uniforme ni la persona los hace delincuentes, solo actúen conforme a los lineamientos y ordenes que de verdad justifiquen si los despiden o no, pues en Puebla se tiene la experiencia que en pasadas administraciones fueron despedidos injustificadamente.

“La injusticia en cualquier parte, es una amenaza a la Justicia en todas partes”.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close