Puebla

Columna “DESPIERTA MÉXICO”

Por Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Estamos viviendo, un País que no es lo que prometieron, la Militarización es una realidad, los efectos pueden a futuro ser muy lamentables en términos de la Gobernanza Democrática, quienes ocupan los diversos puestos de elección popular, se echan en su hamaca a retozar sus ingresos, por cierto, muy jugosos y, aprueban acciones planteadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, sin recato alguno, a los que deberían servir los ignoran, que desfachatez hay en ello.

La definición del Gobierno Federal, es que carreteras y aeropuertos estén en vigilancia bajo la tutela del Ejército en la figura de la Guardia Nacional, al cierre del primer semestre del 2022, se habrá realizado el relevo de los Policías Federales en los 32 Estados de la República, en diversas ocasiones que he platicado con los compañeros de la Policía Federal, es tal la inconformidad que el propio gobierno los obliga a capacitar a quienes después los suplen en sus cargos.

Pero lo delicado es, en primera instancia, cual es el destino de los Policías Federales, segundo en caso de no ser reubicados, cual es el trato que se les va practicar, serán tratados con sus despidos conforme a la Ley o, seguirán como es costumbre no dando ese trato, o en la imaginaria no se tiene otras opciones que se les pueda reubicar.

El incremento de la criminalidad, no es asunto menor, la aparición de toda clase de delitos es un termómetro en escala que lastima a la Sociedad, las calles, son escenarios que son protagonistas hasta Policías, como es el caso de los compañeros de Querétaro, donde delincuentes los hacen correr, que lamentable ver esas escenas, quien vea lo que aconteció, dirá como el chavo del ocho , “Ahora quien podrá defendernos”, que hacer en estos casos, que respuesta tan débil del Secretario de esa ciudad, diciendo ya detuvimos a uno de ellos, eso no alivia la incompetencia.

El fenómeno de la Criminalidad, es extremadamente complejo y multifactorial, exige por todos nosotros un abordaje interdisciplinario, que concentre los esfuerzos de toda la Sociedad, en la búsqueda de soluciones efectivas con escalas medibles y, aquí me detengo, que no solo sean planteamientos que un Secretario, lleva a su autoridad superior y, la Sociedad quede fuera de la esfera de opinión.

La forma desarticulada de las Autoridades es lamentable, pues como lo cito al principio, se ocupan de correr al personal de la extinta Policía Federal, pudiendo reubicarlos en los Estados de la República, donde podrían ocupar plazas, dado la falta de personal calificado que en todos lados tienen, salvo en pocos lugares han realizado la tarea, el actuar de las Corporaciones es limitado, siempre se encuentran con esos Políticos que creen saber todo y, determinan que el accionar de cualquier Corporación, es en función de una opinión de corte Político, que grave error.

Esas mesas de Seguridad tiene ese efecto, si el titular ya sea Presidente Municipal, Gobernador o el propio Presidente de la República, no autoriza cualquier acción que se plantee, no se lleva a cabo, aunque en ello no se haga lo que es conforme a Derecho, ejemplos tenemos como, el famoso “Ratón” Ovidio Guzman, quien ahora hasta en los corridos, lo cantan y pintan como un personaje que pide disculpas por lo acontecido en Culiacán y, lo enarbolan como un Robín Hood, que de verdad a estos nuevos responsables de la Seguridad de los mexicanos, me refiero al Ejército en la figura de la Guardia Nacional, no les da tantita vergüenza.

Los efectos cotidianos de la violencia, quienes lo padecen, son solo los Ciudadanos, en una interminable forma de eventos que lastiman la estructura de la Sociedad, en ellos los hay de todo tipo, los que se presentan en un simple transporte urbano, en la misma calle al transitar en ella y se presenta un enfrentamiento, entre bandas del crimen organizado, y son los ciudadanos que se ven afectados dejando en ellos secuelas de lo que viven, como entender que en ello, está la solución por parte de las Autoridades, pero los discursos siempre dan justificantes, mas no, soluciones.

El miedo, ese que todos no quieren hablar, como un sentimiento de la Inseguridad, es el que reside en las consecuencias reales, tangibles y potencialmente severas, que presenta el miedo, en los niveles tanto personales como colectivos del ser humano.

Otro escenario de horror, el cadáver de un bebe, en un Centro de Readaptación, como lo es la prisión de San Miguel en Puebla, que explicación pueden dar, que justificante pondrán, considero que el que sea, exhibe incompetencia y un lamentable control deficiente de la Seguridad, si entró un cadáver de la forma que sea, imaginen que no más entra sin control a una Prisión, cambiar lo acontecido no se puede, pero si, a los responsables que sean sujetos a la investigación con carácter Legal, porque de que hay responsables los hay.

Hoy los estudios académicos, existen de todo tipo y provenientes de diversas Instituciones Educativas, en favor de aportar estudios serios para mejor la Seguridad de los Ciudadanos, pero lamentable, solo quedan en foros o aportes sin un destino favorable, la pandemia es otro factor que abona a la desatención de la Inseguridad, en los comunicados este factor de salud pública, ocupa más el quehacer gubernamental y, podría decir hasta favorable para poner en segundo término la Inseguridad, cambiar la percepción es muy difícil, así que, la Autoridad de donde sea, su tarea es muy difícil y a corto y largo plazo no veo la solución.

“La corrupción es el enemigo del desarrollo y de la buena Gobernanza. Debe ser eliminada. Tanto el Gobierno como el Pueblo en general deben unirse para lograr este objetivo Nacional”. (Pratibha Patil)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button