La Grilla

Opinión | Porque asesinas policías

Héctor Manuel Pérez Cuéllar




La ciudad de México amaneció el pasado 26 de junio del presente, con una noticia que para asombro de los capitalinos es una noticia que muy pocas veces les toca escuchar, atentaron contra su Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

En todo el territorio nacional, acontece esté tipo de crímenes contra los policías que están encargados de la Seguridad de las personas así, posterior al atentado contra el Secretario en otra parte de la República en el bajío en Silao para ser especifico, fueron asesinados 3 policías que en importancia de cargo pueden decirse que no es igual, dado que uno es Secretario y, otros simples servidores públicos, nada más falso que ello, el valor de una vida es igual.

Si la tendencia actual de las famosas estadísticas no mienten, alcanzaremos una cifra de 550 policías asesinados más menos en México, la vulnerabilidad a la que están expuestos estos valerosos Funcionarios, es impresionante por el abandono de sus responsables desde lo Político y lo Operativo, las deficiencias de sus instrumentos de protección son arcaicos o caducos, señor Presidente estos Funcionarios también son Pueblo.

Si consideramos que es una crisis los asesinatos en este sexenio, las cifras de policías asesinados contribuyen al record de asesinatos como lo muestran los números en los últimos 3 o 4 años, que no para con la disque estrategia implementada por el Gobierno Federal, 11,535 asesinatos durante los primeros 4 meses del 2020, ofrece un futuro sombrío de la violencia que vivimos, el apartado de los Servidores Públicos de la Seguridad, no deberá de ser parte del problema y, convertirse en parte de la solución.

Para nadie es desconocido, que la presión ejercida al Presidente de la República es enorme, lo mismo lo presionan con la Economía, con la Salud y con la Seguridad y, que el derramamiento de sangre preocupa pero no ocupa como debiera ni a él, ni a sus responsables de bajar los índices de Violencia e Inseguridad. Cuando se toca el tema de Inseguridad sus respuestas, son evasivas y, de aparente necedad al mencionar,  que no cambiará la estrategia.

El primer contacto de los generadores de la violencia, que en gran medida son los grupos criminales Organizados y no Organizados, tiene en los Policías a sus rivales a derrotar y estos enfrentan a verdaderos ejércitos de Sicarios dispuestos a todo y, con una mejor capacidad de fuego, recursos y sobre todo, la sorpresa cobarde para atacarlos.

El ejemplo de la Ciudad de México, nos deja en claro que una ciudad vigilada por una Policía Organizada, a pesar de lo que se pueda cuestionar, tiene una respuesta contundente y, si hubo perdida de compañeros Policías es producto de que el factor sorpresa fue en su contra, pero también la estrategia de Inteligencia fallo, pero la infraestructura humana y tecnológica reacciono en consecuencia, durante y después del evento, fallo el antes.

Las Fuerzas de Seguridad en nuestros Estados y Municipios cada día se ven más expuestas, por la deriva en la que los hacen realizar sus actividades profesionales, las directrices de sus mandos son cambiadas continuamente cada que a un Político se le ocurre, los recursos financieros y tecnológicos son escasos, lo que repercute en el desconocimiento de dónde está y a dónde va, en su función tan importante, que debería ser con el carácter de Servicio Civil de Carrera.

La trayectoria de su Carrera Policial, no tiene continuidad, los procesos de actualización no se les otorga, la colaboración Internacional es nula, mediante esta colaboración se adquieren y actualizan con nuevas técnicas e implementan y adaptan las mismas, conforme las problemáticas de nuestros diversos Municipios y Estados.

La animadversión de la sociedad hacia los Policías y su desconfianza en muchas de las veces, dificulta una Operación Policial de excelencia; pero de igual manera la falta de control en sus Directivos, que se ocupan más de servir a quien los contrató y no a desempeñar una correcta dirección de las corporaciones, con acercamiento hacia una Sociedad llena de temores y desconfianzas.

Las inversiones en corporaciones policiales, se ha visto disminuida como lo he tratado en otra columna, destinando  los recursos a la Guardia Nacional, que si lo vemos es una unidad más del Ejercito Mexicano; que entonces se espera, de unas policías sin el fortalecimiento en el ámbito Municipal y Estatal; la falta de voluntad política, se refleja inclusive de los Gobiernos Locales pues el recargarse sobre la Institución de la Guardia Nacional para, la solución de la Inseguridad en su demarcación, será el abandono recurrente que afecta el Policía de Proximidad, con los riesgos a los que se enfrentan todos los días, con resultados de perdida de vida en muchas ocasiones.

La falta de confianza en lo local, hace que se busque solución desde el centro, pero tampoco ofrecen procesos programáticos que en cada Estado y Municipio se generen verdaderos profesionales de la Seguridad.

Los asesinatos de nuestros policías así como de las personas en general, son atribuidos desde mi perspectiva a la impunidad con la que se cometen, y sobre todo a la de la   garantía, de que la investigación para la solución de un asesinato tenga la profundidad y resolución para aclararlo e impartir Justica.

Siempre que hay un crimen de policías locales, la autoridad o el vox populi, determinan que estaban coludidos con la Delincuencia Organizada, puede ser que en diversos casos así suceda, pero siempre hay un porque y eso empieza en el abandono en el que están expuestos sin recursos, sin control, sin estímulo y de las propia generalidades, de los factores exógenos de su entorno.

Si lo ponemos en una balanza, lo anterior abona a un contexto de impunidad que se torna recurrente y pareciera que no tiene forma de solución.

La Reforma Policial, que ha dicho en discursos el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, el Doctor Alfonso Durazo Montaño, no se le ve que esté en práctica; se cumplen dos años de este gobierno electo, el mosaico de sangre que ha dejado este Gobierno lo vemos en cualquier Estado de México; el discurso que los muertos son porque era de conflictos de bandas rivales está desgastado, que los Policías muertos era porque tenían nexos con la Delincuencia Organizada está desgastado y, que el ciudadano asesinado en cualquier calle es porque es un daño colateral, debe de terminar.

Los diversos campos de acción de las Autoridades se requieren en lo Doctrinal y Tecnológico, si no lo hacen y, ofrecen un cambio de timón de su Política, cualquier festejo que realice el Presidente enmarcado en un triunfo Democrático, se verá opacado por ríos de sangre que pesaran bajo sus hombros.

Los mexicanos ya no queremos ni Atentados, ni Homicidios de personas y, compañeros Policías, los  encargados de la Seguridad a nivel Directivo, tienen un gran reto en la Inseguridad que se vive, talantes de prueba hay muchos pero tienen uno perfecto para su solución, se llama Guanajuato, demuestren de que están hechos; en este momento de escribir, sufren un ataque en Irapuato a un anexo la lastimosa cifra de 24 muertos y 7 heridos.

“La mayoría no sólo representa siempre la ignorancia, sino también la cobardía. Y del mismo modo que de 100 cabezas huecas no se hace un sabio, de 100 cobardes no surge nunca heroica decisión”. (Adolf Hitler)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter.- @hector_mperez

Instagram.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close