La Grilla

Columna La Incapacidad de los Gobiernos

Por Héctor Manuel Pérez Cuéllar

La creciente delincuencia, lleva a la reflexión de saber si los Gobiernos tienen las capacidades para contener, contrarrestar y combatir a la delincuencia, los escenarios han sido decepcionantes, no hay control alguno, no realizan mejoras en términos cualitativos y cuantitativos, que esperar entonces para un futuro inmediato.

El Plan Nacional de Paz y Seguridad, del Presidente Andrés Manuel López Obrador, contemplo una restructuración de las Fuerzas de Seguridad creando una súper Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, en ella se planteaba retirar las Fuerzas Armadas de la calle, creando un paradigma de pacificación y reconciliación con la Sociedad, en ese marco sonaba interesante, pero de buenas a primeras, dio un vuelco enorme del retiro de las Fuerzas Armadas, se pasó, al fortalecimiento de las mismas, con la incorporación de la Guardia Nacional bajo su mando.

La famosa amnistía, donde se planteaba el perdón a delincuentes que, por causa forzada, hubieran participado en la delincuencia, dicha acción fue planteada, recibida y en la actualidad no se habla de ella, solo lo que siempre existió, una gran resistencia de la Sociedad, el uso recreativo del cannabis y explorar las posibilidades de legalizar los cultivos de amapola, en la Sierra de Guerrero, para redirigirlos a la producción de medicamentos, no hay avances en ello, el caso es que fueron temas que hoy no son actuales y la Inseguridad se acrecienta y no hay respuesta del Estado.

La Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, en la figura de su titular Rosa Ícela Rodríguez Velázquez, licenciada en Periodismo, realmente a la distancia realmente vemos, está realizando su vocación convertida en vocera de aspectos de Salud Pública y de otras actividades Gubernamentales, menos de su tarea principal que en todo caso sería la Seguridad de todos los mexicanos.

Lo anterior, concluye que la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, es florero sin ton ni son, los que realmente llevan a cabo todo lo que debería estar inmersa dicha Secretaria, son la Secretaria de la Defensa Nacional, la Secretaria de Marina y la Guardia Nacional, y luego no quieren que se diga que se militarizo la Seguridad.

Si se asume que la Seguridad Pública, es parte del entramado de la Seguridad Nacional, como Seguridad Interior, podemos asumir que las amenazas del Crimen Organizado, aunado a la inoperancia de los Gobiernos Locales y su gran corrupción en los cuerpos policiales, requerían un proyecto de gran calado, de Cuerpos de Seguridad Civiles y Democráticos, más no así, solo por la confianza, depositar todo en las Fuerzas Armadas.

El desarrollo del Sistema Policial, es un gigante dormido en todas sus formas, la lucha contra las Organizaciones Criminales, locales y nacionales, se fortalecen con la inoperancia de un proyecto escalable y medible en todas sus formas, para contrarrestar dicho crecimiento mediante el desarrollo de las Corporaciones Policiales Estatales y Municipales, llevamos tres años y solo hay avances raquíticos y esporádicos.

La coordinación de acciones, de Estados y Municipios con la Federación para el desarrollo de un Sistema de Policías Profesionales y confiables, cada día es más lejano, la información del padrón de personas desaparecidas lamentablemente, vemos ciudadanos ir y venir en la búsqueda de sus familiares, con la esperanza, de que alguna Autoridad les haga caso, y de respuesta, muchas veces son hasta reprimidos.

Si al arranque del sexenio, era una emergencia Nacional por la crisis de la Inseguridad, hoy a tres años las cosas han empeorado, escenarios de violencia extrema, se escenifican en Estados con altos grados de penetración por los Cárteles de la Droga, las estrategias Multidimensionales, Transversales e Incluyentes, no se ven ni han dado resultados, la recuperación de la Seguridad Pública, la Prevención del Delito, la Procuración e Impartición de la Justicia, el restablecimiento del Estado de Derecho y la Reinserción Social, son temas que nos quedan a deber.

El Sistema Carcelario mexicano, nadie, pero nadie lo quiere tocar, solo fue noticia para dar a conocer que había contratos millonarios, para la administración de los Centros de Readaptación Social por particulares, de ello no se volvió hablar, mientas el Autogobierno sigue funcionando en la clandestinidad, o simplemente se ignora que tenemos un Sistema Carcelario de castigo y venganza, y no, de reinserción a la sociedad, quien, como, con qué y para que, dará respuesta a este tema tan espinoso.

Descansar todo en la famosa Guardia Nacional, como la solución de la Inseguridad, siendo que de facto solo brindan apoyo periférico en los Estados y Municipios, es engañar al Ciudadano, hay casos de éxito, que pueden replicar en todos los Estados de la República, la innovación pública requiere nuevos paradigmas, el estado de Nuevo León, hace ya algún tiempo puso en práctica la Fuerza Civil, que hasta la fecha es un caso de éxito.

Los Programas Sectoriales de Vigilancia y Prevención del Delito, con la supervisión adecuada funcionan a la perfección, pero si en las Secretarias de Seguridad, colocan a personas que carecen de conocimientos en la materia, nunca se podrá homologar sistemas que den resultados comprobables y exitosos para el ciudadano, las canicas las tienen las Autoridades, ellos deciden como jugarlas.

       “No miente tan sólo aquel que habla en contra de lo que sabe, sino también aquel que habla en contra de lo que no sabe”. (Friedrich Nietzsche)  

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close