Viral

Especial | Alcohol y volante, una combinación mortal

Por Marco FIERRO | Germán CAMPOS


Las tres muertas de Villa Verde

Sin importar de quién se trate, cualquier conductor borracho que cause la muerte de alguna persona durante un accidente, no podrá volver a manejar en Puebla, pues su licencia será cancelada de manera definitiva y en caso de ser chofer del transporte público, la situación empeora.

Apenas el 7 de noviembre, Nicolás Aquino Reyes conducía alcoholizado y a toda velocidad un Mustang con placas de Tlaxcala, sin embargo, a la altura de Villa Verde -a unos metros de la Pepsi- perdió el control, impactó un árbol y luego chocó contra un automóvil familiar que transitaba en carril contrario.

En el pavimento quedaron los cadáveres de dos mujeres que volaron del auto deportivo, mientras que en el interior se localizó un tercer cuerpo femenino, además de una más lesionada que tuvo suerte, aun así, el responsable intentó escapar, lo que finalmente no logró.

En el otro vehículo, un hombre resultó lesionado y se encuentra delicado, su pecado, simplemente fue pasar por allí de madrugada.

Nicolás era hasta ese momento subdirector de Desarrollo Urbano de Coronango, sin embargo, fue cesado de manera fulminante por su comportamiento, además de que ya fue vinculado a proceso por los delitos de homicidio, lesiones y daños a propiedad ajena a titulo de culpa agravado, además de que permanecerá en prisión preventiva.

Castigos más rigurosos

A raíz de esto, el Congreso del Estado legisló y desde este mes la ley dice: Se sancionará con la suspensión o cancelación definitiva de la licencia para conducir vehículos expedida por cualquier instancia. En el caso de homicidio culposo, procederá siempre la cancelación definitiva de la licencia para conducir vehículos expedida por cualquier instancia.

Mientras que para los choferes del transporte público que causen homicidio por actos u omisiones culposos, la sanción será de seis a 15 años de prisión e inhabilitación de seis a 10 años para transportar pasajeros.

Las cifras

Según datos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio de Puebla (SSC), en lo que va del año se registraron del 1 de enero al 31 de octubre de 2020, un total de 2 mil 485 accidentes de tránsito, cifra menor a la presentada en 2019, donde se acumularon 3 mil 233 percances automovilísticos.

En 2020 se han presentado 29 choques en que se identificó al alcohol como copiloto, en tanto que el año próximo pasado fueron 37, sin embargo, la cuenta no se detiene.

Por la contingencia sanitaria del COVID-19 se redujeron los hechos de tránsito en el 2020 en comparación al año anterior, pero esto se atribuye al prolongado tiempo de aislamiento y a que no hay circulación  de escolares, lo que disminuye el número de autos en horas pico.

Según datos oficiales de la SSC en lo que va del año se han registrado 116 atropellamientos, 64 volcaduras, 479 lesionados y 36 muertos; mientras, que en el 2019 se acumularon 196 atropellamientos, 73 volcaduras, 684 heridos y 43 muertos.

Maneje con precaución.

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close